Preguntas frecuentes de odontología conservadora

¿Que es la odontología conservadora?

Por Odontología Conservadora entendemos el conjunto de técnicas mínimamente invasivas que están destinadas a alargar la vida del diente lo máximo posible sin tener que recurrir a la extracción.

¿Cuál es el principal objetivo de la odontología conservadora?

El objetivo principal de esta especialidad es eliminar la menor cantidad posible de diente sano utilizando técnicas mínimamente invasivas.

¿Que tratamientos se llevan a cabo en esta especialidad?

Dentro de la Odontología Conservadora llevamos a cabo tratamientos muy diversos. Éstos sirven fundamentalmente para reconstruir piezas dentales que han sido dañadas por caries, desgastes o traumatismos.
Dentro de estos tratamientos, el más habitual es el de la obturación, que es lo que comúnmente se conoce como empaste.
Además, realizamos reconstrucciones. Este tratamiento es muy similar a la obturación ya que consiste en restaurar una parte del diente con composite.
Sin embargo, se diferencian en que la reconstrucción se lleva a cabo cuando el daño es mayor.
También son muy comunes las incrustaciones de composite o de cerámica.
Por su parte, este procedimiento es muy similar a la reconstrucción. La diferencia es que las incrustaciones se realizan en el laboratorio. Esto se debe a que la parte del diente que se debe restaurar es menos accesible para el odontólogo. Por ello, las piezas se realizan en el laboratorio, lo que hace que sean más resistentes y se ajusten mejor.
Por último, también realizamos endodoncias, que es un procedimiento que requiere la desinfección, conformación y obturación de los conductos radiculares para evitar la extracción de un diente enfermo.

¿Por que es importante la fase de saneamiento antes de llevar a cabo otros tratamientos?

La fase de saneamiento consiste, fundamentalmente, en eliminar las patologías existentes en la boca. De esta manera, conseguimos la correcta función y estética de los tratamientos posteriores que se va a realizar el paciente.
Hay que tener en cuenta que los patógenos que están en la boca no solamente causan un daño en los dientes o en los elementos de soporte de esas piezas dentales, sino que afectan al organismo en general.
Muestra de ello es la relación que han establecido numerosos estudios entre la enfermedad periodontal y diferentes enfermedades sistémicas (alteraciones cerebrovasculares, respiratorias o diabetes mellitus) así como con los resultados adversos del embarazo.

También te puede interesar...

Artículos populares